Incontables películas ubicadas en la Segunda Guerra Mundial o en un conflicto bélico similar no dudan en representar la cruda realidad. Esto suele resultar en sangrientas confrontaciones, ya sea en clásicos del cine como Apocalypse Now y Saving Private Ryan o en cintas de entretenimiento tipo B como Rambo. Así que cuando un celebrado director como Christopher Nolan se atreve a experimentar en el cine bélico todo puede pasar.

El proyecto de Dunkirk esta basado en hechos reales de la segunda guerra mundial en dónde 40,000 soldados aliados murieron en la playa francesa de la ciudad de Dunkerque mientras resistían la llegada de las tropas alemanas. Esa pequeña descripción es suficiente para esperar una sangrienta masacre. Pero el hecho de que la MPAA calificó la película como PG-13 demuestra que Nolan realizará un enfoque diferente al que estamos acostumbrados.

Varios ya han alzado la voz cuestionando si Nolan respetará la historia con una versión bajada de tono, pero el mismo director ha respondido argumentando que no ve una polémica. Más que una película de guerra, la ve como una arrebatadora historia de supervivencia:

“Todas mis películas taquilleras (blockbusters) han sido PG-13. Es una clasificación con la que me siento totalmente cómodo para trabajar. Dunkirk no es una película de guerra. Es una historia de supervivencia pero sobretodo una película de suspenso. Así que aunque hay un alto nivel de intensidad, no esta necesariamente relacionado con los aspectos sangrientos del combate, el cual se ha trabajado muy bien en muchas otras películas. Nosotros tratamos realmente de realizar un enfoque diferente y obtener intensidad de una manera diferente. Realmente me gustaría que diferentes tipos de personas saquen algo de esta experiencia.”

Aplaudo la intención de Nolan, y al menos con el primer avance, logró crear una atmósfera interesante, con prácticamente cinco tomas y una excelente edición de sonido.

  • Dunkirk se estrena el 21 de julio del 2017.