Jamie Dornan definitivamente obtuvo más de lo que buscaba en su visita a The Ellen DeGeneres Show y no sólo porque la anfitriona fue de compras por artículos de oficina.

“Has terminado de filmar las próximas dos películas (de Fifty Shades of Grey), pero si quieres hacer la cuarta y estoy segura de que si quieres hacerla, tengo una idea para ti.” le dijo Degeneres “Es una pequeña escena que yo escribí y creo que deberíamos actuarla.”

Así inicia una parodia titulada Fifty Shades Darkest, con Dornan recibiendo a DeGeneres a su habitación con unas prótesis dignas de cualquier película para adultos. La escena sube de tono y Dornan literalmente tiene que controlarse. Pero no por los encantos de DeGeneres, sino por el enojo de que le corta su corbata de 2 mil dólares, que estoy seguro le pagarán. Todo se termina cuando Ellen saca un sacapuntas de cuerda.

Jamie Dornan se sometió a todo esto para promover la próxima secuela Fifty Shades Darker que se estrena el 10 de febrero.