Una noche en el cine podría convertirse en un día en la corte para estos dos residentes de Texas en Estados Unidos. Un periódico local reporta que Brandon Vezmar de 37 años ha demandado a una mujer de Round Rock por enviar mensajes durante su cita la semana pasada. El agraviado busca que se le reembolsen los $17.31 dólares que gastó en el boleto de la proyección 3D de Guardianes de la Galaxia Vol. 2.

Vezmar describió la experiencia como “una primera cita en el infierno.” Su cita comenzó a enviar mensajes desde su celular a los 15 minutos de haber comenzado la película. De acuerdo a la demanda presentada en una pequeña corte, su cita “activó su teléfono por lo menos 20 veces” hasta que el le pidió que se detuviera. Cuando el sugirió que saliera de la sala para enviar mensajes, la mujer se fue del cine y dejó a Vezmar, quien no tenia auto para regresar a su casa.

Vezmar asegura que la mujer después se negó a reembolsarle el boleto, y describió su comportamiento como una “amenaza a sociedad civilizada.”

El periódico intentó contactar a la mujer, quien pidió que su nombre no se difundiera. Ella no sabía nada sobre la demanda contra ella y sólo dijo. “Oh por dios, esto es una locura.” Además asegura que sólo envío mensajes dos o tres veces.

En una nota personal. Si eres de aquellos que saca su celular durante las películas y molestas a TODA la sala con la luz de tu dispositivo, deberías en las sabias palabras de Garfield: “Ser arrojado a la calle y ejecutado.” SÍ, USAR TU CELULAR EN EL CINE ES MUY MOLESTO.