¿Hay algo comparable a la magia del cineasta japonés Hayao Miyazaki? Tal vez no, pero si algo se le puede acercar es la gloria y nostalgia de los 8-bits. Para rendir un tributo a este soñador que se niega a retirarse (afortunadamente) a pesar de que al final de cada proyecto anuncia su despedida; el diseñador gráfico y artista visual británico, Richard J. Evans ha elaborado una serie de ilustraciones.

Entre las ilustraciones de Evans podemos ver a varios amados personajes del Estudio Ghibli, entre los que encontramos a integrantes de las películas de Mi Vecino Totoro, La Princesa Mononoke, El Castillo Vagabundo, Ponyo y el Secreto de la Sirenita, Pompoko La Guerra de los Mapaches, Kiki Entregas a Domicilio, El Castillo en el cielo y El viaje de Chihiro entre otros.

Parece que la magia de Hayao Miyazaki es capaz de vivir en varios formatos, la belleza de su personaje se trasladó tan fácilmente a 8-bits que me dieron de ganas de ver nuevamente cada una de sus películas.