No, no es parte de la parodia de Netflix, American Vandal, que se burla de los documentales con la aparición de múltiples dibujos de penes en una escuela. Esto es la vida real y en verdad alguien construyó un pene erecto de madera en los Alpes Austriacos.

Nadie sabe quien lo hizo, o el porqué alguien pasó por un esfuerzo tan grande para llevar esto a cabo, pero ahí esta. Los alpinistas que se lo encuentran en su camino están anonadados con la sorpresa colocada en la cima del pico Ötscher en Austria. Los primeros reportes de esta extraña aparición comenzaron a surgir la semana pasada.

Nadie ha reclamado la autoría de este pene erecto de madera sorprendentemente realista, que a pesar de la fotografía tiene apenas metro y medio de altura. La deportista y fotógrafa Marika Roth publicó en su página de Facebook las primeras imágenes de la estructura. Una de las imágenes muestran el hashtag #OtscherPenis grabado en uno de los costados, pero no hay más pistas sobre su origen o su propósito.

El pene simplemente está ahí, apoyado en las rocas a más de 1,800 metros de altura. No te preocupes en agregarlo a tu lista de lugares por visitar, pues trabajadores del elevador de esquí que se encuentra cerca de la zona aseguran que es muy probable que una tormenta destruya la travesura juvenil en poco tiempo.

Con información de Gear Junkie