Esta muñeca hecha a mano del videojuego, Bioshock por Kari Parham es una perfecta mezcla entre ternura y terror.

Ella trabajo con mucho detalle todo lo que verás en estas imágenes, incluyendo el display. Fue armado con materiales sencillos como fomi (goma eva) cartón, pegamento y silicón. La idea no nació de la nada, pero no comenzó como una de las terribles acompañantes de los letales Big Daddies.

Esta Little Sister nació como una muñeca conocida como My Child Doll de la década de los 80´s, así que hay una buena posibilidad de que ahora este poseída. El resultado rinde un gran tributo a la franquicia de Bioshock desarrollada por 2K Games.

Fuente: epbot.com