La oscura imaginación de Tim Burton ha creado en casi una veintena de filmes, un mundo tenebrosamente adorable. Burton, más allá de su narrativa cinematográfica ha arrodillado a millones de personas con otro talento: es el genio de la creación de personajes; todos ellos, no estarán más en la mente del autor ni atrapados en sus películas: serán liberados en diciembre en plena Ciudad Monstruo: la Ciudad de México.

Burton es uno de los directores más conocidos del planeta. El hombre de casi seis décadas de vida, produce, escribe, dirige, pero quizá el corazón del genio se encuentra en un talento único, que es la capacidad de diseñar, crear y hacer parir personajes que tanto visual como narrativamente son irrepetibles y maravillosamente extravagantes. Son esos seres, oscuros y depresivos, góticos y hasta decadentes, pero sensiblemente tiernos y encantadores los que nos han atrapado. Todos ellos, con sus frías y muchas veces cadavéricas manos han tomado las nuestras para internarnos en “El Mundo de Tim Burton”, que es el nombre precisamente de la exposición que se inaugurará el próximo 6 de diciembre en la capital del país.

En esa dimensión, en ese mundo fantástico que ha salido al parecer de una creatividad desbocada, aparecen seres inalcanzables que con sólo verlos uno sonríe. Uno queda confundido porque con sus figuras, sus posturas, su ropaje, su estética, su cuerpo, su temperamento, el espectador queda atado a ellos de inmediato. Lo que debería causar miedo o repulsión constituye un poderoso vínculo que va de la atracción y la simpatía, al flechazo y enamoramiento de estos personajes de los cuales uno queda prendido: su dicción y movimientos caricaturescos, sus cuerpos inverosímiles, pero en especial, sus dramas personales y depresivos, con los cuales uno quiere saltar del asiento y abrazar al personaje en su consuelo.

Es lo que nos ha sucedido con el terrible y tierno joven manos de tijeras (Edward Scissorhands, 1990) cuya anormalidad en medio de la normalidad dominante y asfixiante hacía que los raros, los darks y los antisociales veneráramos su propio rechazo a la sociedad plástica y colorida en la que vive Edward. Es también lo que nos ha sucedido con Jack Skellington en “El Extraño mundo de Jack(The nightmare before Christmas, 1993) que con su esbelto cuerpo se ha convertido en un ícono visual, logrando convencernos que la llamada noche de brujas es mucho más interesante, compleja y atractiva que la melosa y ñoña navidad, refugiándonos en el mundo de los rechazados, que es la sombra de los vivos y el mundo feliz, que de manera recurrente es sutilmente criticado por Burton.

Pero si estos bizarros protagonistas se convierten en antihéroes inmediatos, lo curioso es que Burton logre hacernos simpatizar con seres despreciables y retorcidos. Beetlejuice, (1988) es, debemos decirlo, quizá el fantasma más patán que hemos conocido, pero junto con él, viene el mundo de los muertos, diríamos quizá el mejor mundo de los muertos que hemos visto: hilarantes cazadores con la cabeza reducida por brujos amazónicos; hermosas y amigables chicas partidas por la mitad con tez verdosa; deformaciones grotescas de rostros fantasmales que terminan siendo monstruosas y amistosas caras de algunos personajes centrales junto a novias de mortaja, secretarias azuladas por haber muerto ahogadas y diabólicas transformaciones circenses del mismo Beetlejuice.

Esos seres, hablan de esa imaginación infinita, estrambótica, excéntrica, estrafalaria y simplemente genial, cuya seducción nos hacen perder la cordura, y por un momento, anhelar vivir junto a ellos y ellas en el extraño mundo de Tim Burton. Esa posibilidad está más cerca ahora, porque 400 piezas, de la mano y mente del genio oscuro, estarán en exhibición en el Museo Franz Meyer en la capital del país a partir de diciembre y hasta abril de 2018.

No sabemos bien que encontraremos: ¿será un dibujo de la temible reina de corazones de Alicia en el País de las Maravillas?, ¿una escultura del cadáver de la novia?. ¿Una figura modelada de los divertidos marcianos al ataque, o un boceto de la adorable e inolvidable Gatúbela de la versión de Tim Burton?. No lo sabemos. En el universo fantástico de Burton, uno nunca sabe que encontrará. Pero lo que sí sabemos, es que ellas y ellos, sus creaciones, sus personajes, estarán en algún rincón oscuro de nuestra memoria, donde lúgubre y tenebrosamente habitarán por siempre…

El mundo de Tim Burton será inaugurado por su propio creador y los boletos ya están a la venta en linea en la página de burton.srpago.com a un precio de $320 pesos por boleto con la posibilidad de comprar hasta 4 boletos. También puedes adquirir paquetes que incluyen libros y souvenirs por $3,000.00 pesos y $5,000.00. La exposición estará en nuestro país hasta el 8 de abril del 2018.

Cortesía de la revista Chido BUAP #153
Escrito por César Pineda Ramírez