Este hombre es mi héroe. Nick Ayer de la ciudad de Pharma en Ohio (Estados Unidos) construyó un gigantesco AT-AT de Star Wars en el patio de su casa para Halloween.

Obviamente, el gigantesco modelo casi del tamaño de su casa, ha atraído a un gran número de visitantes al vecindario. Llegan tanto a pie como en coche y se ha convertido en una especie de peregrinación para fanáticos de la franquicia creada por George Lucas en 1977. Muchos llegan caracterizados como Stormtroopers Imperiales listos para la foto del recuerdo.

Afortunadamente, tanto el vecindario, como la esposa de Nick Meyer aprueban completamente la existencia del AT-AT y toda la atención que genera en esta temporada de Halloween.

Lo más curioso es cómo Nick pretende que todo esto lo hizo sólo porque se acercaba Halloween, como si no hubiera soñado toda su vida con tener un AT-AT gigantesco en su jardín.