Un popular escalador chino (rooftopper) llamado Wu Yongning falleció el 8 de noviembre al realizar una de sus actividades favoritas. Escalar rascacielos sin ningún tipo de protección. Existen varios de estos hombres sin miedo en todo el mundo, principalmente en Rusia, que utilizando sólo sus manos suelen colgarse de las partes más peligrosas de rascacielos. Wu no es el primero en fallecer o lastimarse, porque los videos de sus proezas son muy difundidos, pero los fracasos no tanto.

El joven de 26 años cayó a su muerte desde un piso 62 del Centro Huayuan Hua, uno de los edificios más altos en Changsha, la capital de la provincia de Hunan.

Los familiares de Yongning declararon a medios locales que el chico buscaba un premio obtener un premio de $15,000 dólares al realizar esta proeza, con este dinero tenia la intención de pedirle matrimonio a su novia el día siguiente y pagar gastos médicos de su madre. No se revelaron detalles sobre que empresa le ofrecía este patrocinio.

Fue precisamente su novia, referida sólo por su apellido Fu, quien reveló la noticia el pasado 8 de diciembre al recordar que había pasado un mes sin él. Wu trabajó como en extra en películas antes de convertirse en rooftopper. Comenzó a publicar videos de sus hazañas en Weibo, el equivalente chino de Twitter, dónde logró reunir a más de 1 millón de seguidores.

A pesar de disfrutar de esta actividad gracias a sus habilidades marciales y cuidadosa planeación. Wu le pedía a sus seguidores que jamás intentarán lo que él hacia. En el video, tristemente se ve como se cuelga del borde del edificio y falla en repetidas ocasiones en volver a subir, hasta que sus manos se resbalaron.

Con información de NST